Si algo puede decirse de la boda de Marta y Luigi  es que fue totalmente peculiar. Hoy más que nunca este título tiene mucho sentido… Si quieres saber qué tienes que hacer para celebrar una boda diferente, sigue leyendo…
Empezaremos hablando de los novios, si es cierto que en nuestra experiencia, los novios se dejan llevar bastante en cuanto a temas de montaje, decoración… pero en el caso de Marta y Luigi fue una producción totalmente sorpresa.
Nuestra dulce y maravillosa Marta nos dio la única pauta de que quería una boda de estilo boho, que fuera con sus personalidades y es que de hecho (y ahora lo veréis) su boda no pudo ser más bohemia en todos los sentidos.
En cuanto a la decoración, todo iba en tonos pasteles, bambú y plumas como materiales y como ya he dicho de estilo boho- chic.

El evento se celebró en una maravillosa villa de San Antonio, como la mayoría de los asistentes vinieron en autobuses el tema del timing lo tuvimos bastante controlado. Aprovechamos los últimos minutos para repasar el protocolo de entrada con nuestra princesa y… 3,2,1 acción!!!!

En esta boda me acompañó nuestra querida wedding Lili, una suerte porque conocía a la mayoría de los invitados 😀

Así que después de la bonita entrada de Luigi acompañado de sus dos polluelos, se daba paso a una de las novias más guapas que hemos visto hasta la fecha.

Luigi y Marta se daban el ¡Si quiero! acompañados de 120 invitados a las 18.45h de la tarde. La ceremonia estuvo cargada de emociones; la prima de Marta oficiaba la ceremonia, hablaron sus amigos pero lo más impactante de la ceremonia fue la sorpresa de la novia al que en ese momento ya era su marido. @mimibarberlavoz entraba justo después del si quiero cantando Whenever I’m alone with you, una de las canciones favoritas de la pareja y momento que nos impactó a todos los asistentes 🙂