El día que conocimos a Ana y Jordi fue inspiración y flechazo a primera vista.

Ana y Jordi son una pareja joven, moderna y muy estilosa, nos bastó la primera reunión para inspirarnos y ver a través de los ojos de Ana lo romántica que ella era y a través de los de Jordi, lo mucho que él la quiere a ella.

Por eso, desde el primer momento les propusimos una boda muy distinta al uso…

Flores; Sí, pero pocas…

Música; Como si no hubiera un mañana…

Protocolo; Ninguno.

La boda empezaba por la tarde, en uno de los peores días de lluvia del año… Aquella fastidiosa tormenta del 15 de septiembre que inundó las calles de Ibiza, pero que por suerte, quedo en una preciosa tarde de verano donde los novios pudieron darse el si quiero en el maravilloso Hotel Xereca.

Durante la ceremonia tuvimos varios pases en directo y hasta incluso la mama de Jordi les cantó un precioso Ave María en directo. En el cocktail también pudieron disfrutar de la música de Nacho Lezcano y de una cena relajada con Matias Kamelmat donde uno de los momentos más bonitos lo protagonizaron la novia y su hermana, a quién le entregaba la replica del ramo.

La apertura de la fiesta fue un momento muy divertido pues la pareja lanzó el ramo de la novia y abrió la barra libre con un bonito baile diseñado por la escuela Passion Dance y después estuvo amenizada por Fotomatón Ibiza

 

Fotos preciosas de Solo Bodas que esperamos impacientes para poder enseñaros todos los detalles de la decoración floral de la Floristería Clivia

¡Seguimos con más bodas este sábado en nuestro instagram @theibizaweddingplanner!