MENU
ES
EN

Natasha & Edward

La exclusiva boda en Ibiza de Natasha Campbell y el futbolista inglés Edward Clements: una boda pop art enmarcada por la moda. 

Edward y Natasha llevan juntos más de 10 años, siendo amigos se enamoraron y cuando perdieron el miedo a dar el paso adelante inicio un romance que se consolidaba el pasado 18 de junio en Ibiza. 

Desde el principio supieron que la boda se celebraría en Ibiza ya que ambos llevan veraneando desde el inicio de su relación, lo que no sabían es que su tío propondría la extraordinaria villa familiar como emplazamiento para la celebración. 

La pareja se encargó de toda la planificación de la boda junto al equipo de The Ibiza Wedding planner, agencia de bodas de lujo de la isla. La celebración, no sólo fue un evento íntimo con apenas 70 invitados inspirada en el pop art sino que se convirtió en todo un encuentro para fashionistas y amantes de la moda, entre los cuales figuraba el estilista y diseñador Harry Clements @sohoyachtclub quién se ocupo de los estilismos de la pareja y de algún que otro invitado, donde las fotografías de David Griso y Sara Lobla capturaron los mejores looks y momentos de la boda. 

El particular look del novio compuesto por un traje azul eléctrico con una corbata trenzada blanca, zapato de tipo mocasín y calcetines rosas, sello de la boda. Ella escogió un look con un sencillo vestido de estilo halter de seda satinada de Halfpenny London, acompañado de un estiloso y arriesgado velo con pompones de tul de la misma marca. 

Ibiza y el mediterráneo como ambiente

La pareja tenia muy claro que quería organizar una boda muy mediterránea y con pinceladas que recordaran a los invitados que estaban en Ibiza en todo momento. Así se concentraron en vivir una ceremonia inspirada en los elementos de la naturaleza. Ceremonia que fue “interrumpida” por un brindis con chupitos de hierbas ibicencas. 

Para el resto de la boda, el equipo de The Chef orquestó un largo aperitivo bandejeado para que los invitados pudieran disfrutar de la comida a la vez que marcarse unos pasos de baile al son de Calle Bogaloo, el duo cubano que está arrasando por la isla blanca. Una vez sentados, disfrutaron de un primero y de una paella show cooking que fue servida al ritmo de bamboleo. 

Fiesta y decoración

Natasha y Edward pudieron celebrar su boda en la villa de lujo de su tío y dividieron la finca en tres zonas donde se desarrollaron los diferentes momentos de la boda. Todo bajo el prisma pop art donde el fucsia y el rojo tomaban protagonismo. La tipografía de estilo gruge y la papelería troquelada acompañaron cada detalle del evento que tomó fin en la piscina bajo un display de luces led y bolas disco que se articulaban al ritmo del conocido dj inglés CJ Sax. 

Traje de novio: Mark Powell Bespoke
Zapatos novio: Duke and Dexter
Vestido de novia y velo: Halfpenny London
Pendientes: Megan Therese Couture
Gafas de sol: Prada